Noticias

Quilmes habla de “guerra” y se une con la artesanal Mesta Nostra en una polémica movida de marketing

La cervecería craft, que tiene sede en el Partido de Tres de Febrero, realizará una cocción colaborativa con la cerveza industrial más grande del país que forma parte del portfolio de AB InBev. Se llamará “pinta de la paz”.

La cervecería Quilmes hace rato que se viene mostrando “amigable” con las cervecerías artesanales en sus publicidades televisivas y ahora sumó una polémica movida de marketing al hablar de “guerra” y proponer elaborar una “pinta de la paz” para dejar de lado las “diferencias entre las cervecerías industriales y artesanales”, cuando en realidad tiene una política agresiva hacia el sector craft argentino.

La cervecería artesanal elegida para realizar la cocción colaborativa es Mesta Nostra, que recientemente se consagró como la mejor cervecería nacional en la Copa Argentina de Cervezas en una decisión controversial.

En el comercial que exhibe Quilmes Luis Dimotta, maestro cervecero de la marca que se encuentra en el portfolio de cervezas a AB InBev, llama a Yuri, brewmaster de Mesta Nostra y le ofrecer realizar la famosa pinta de la paz.

Este no es el primer antecedente entre Mesta Nostra y el grupo mundial cervecero debido a que la cervecería radicada en Tres de Febrero recibió un startup de AB InBev en 2017.

Mirá también: El comercial de Quilmes que le declara la guerra a las artesanales

El acuerdo entre Quilmes y Mesta Nostra provocó algunos “ruidos” en el mundo de la cerveza artesanal y algunos referentes del sector opinan acerca del mismo:

Leonardo Ferrari – Cervecería Antares


“Es algo que en algún momento iba a suceder: el sector de la cerveza artesanal es tan poblado y diverso y no todos tenemos porqué pensar lo mismo y actuar en la misma dirección; de hecho cuando surgió la iniciativa de Quilmes de meter la canilla de alguna cerveza artesanal en su patio cervecero se armó debate y unos pensaban una cosa y otros, otra. Lo veo como algo natural, ya sabíamos que AB InBev venía intentando hacer cocciones colaborativas con algunos cerveceros”.

“Es una acción de marketing para instalar que los cerveceros artesanales somos amigos de Quilmes: tomar la pinta de la paz es reconocer que hay una guerra, pero es una guerra de Quilmes hacia nosotros. Nosotros somos hormiguitas, no vamos a ir a pelearle a un elefante: Quilmes de dónde puede nos corre, sea con Patagonia o con Stella”.

la pinta de la paz es reconocer que hay una guerra, pero es una guerra de Quilmes hacia nosotros. Nosotros somos hormiguitas, no vamos a ir a pelearle a un elefante: Quilmes de dónde puede nos corre, sea con Patagonia o con Stella”.

“Nosotros no les hicimos nada, simplemente no los queremos porque nos corren de todos lados con su billetera: dónde pueden dicen te doy cinco barriles gratis por semana o te regalo el mobiliario con tal de que no estén las artesanales. Desde hace unos 20 años que vienen haciendo eso”.

“Hay una ley en Argentina de Defensa de la Competencia y una figura que se llama Abuso de Posición Dominante que prohíbe todas las prácticas que Quilmes y las grandes empresas de consumo masivo realizan. No se puede ofrecer descuentos para tener exclusividad, está prohibido por ley. Tampoco se puede ofrecer mercadería gratis a cambio de tener exclusividad, ni sillas ni regalar cerveza. Tampoco se puede negociar con los supermercados la exposición en las góndolas a cambio de market share, porque de esa forma el fuerte siempre se termina imponiendo”.

“Mi reflexión es que esto es algo que sabíamos que iba a pasar porque Quilmes quería hacerlo. Es una mala señal, porque ellos están queriendo instalar que somos amigos y no somos lo mismo, porque ellos son los que llevan adelante las políticas comerciales en contra de nosotros. Nosotros nunca vamos a un lugar a decirle que saque o deje de vender Quilmes”.


Federico Echeverry – Cheverry

“Me llamó mucho la atención, desde mi punto de vista la publicidad que hace Quilmes es una estrategia de marketing: ellos están con un tema de competencia, debido a que no respetan la Ley de Defensa de la Competencia, ya está demostrado desde hace tiempo”.

“Ellos hablan como que se amigan con el sector artesanal y en realidad una sola cervecería artesanal no representa al sector artesanal: es una publicidad medio maliciosa de ese punto de vista, debido a que ellos dicen que van a hacer una pinta de la paz con el sector artesanal y en realidad lo que están haciendo un contrato con una cervecería artesanal que no representa al sector. No juzgo a la cervecería, pero sí la actitud de Quilmes de decir ahora somos todos amigos cuando en realidad no está representando al sector artesanal esa cervecería”.

“Después queda en el cervecero cuánto daño le ha hecho Quilmes de alguna manera; nosotros no hemos podido entrar a muchos lugares por los contratos de exclusividad. Además mienten, porque te dicen que una stout es lager y dulce y la verdad que eso no le suma nada al sector. Las mentiras y las prácticas desleales me molestan”.


La posición de Berlina

“Desde Berlina respetamos las decisiones comerciales o promocionales que tomen nuestros colegas. Por supuesto que no está dentro de nuestra filosofía ningún acuerdo de este tipo con marcas de cerveza industrial, por algo insistimos tanto con el lema Somos Craft como sello de calidad y como forma de difundir y alentar la independencia cervecera artesanal y su desarrollo en Argentina”, explica su encargado de comunicación Juan Pablo Reina.

Comentarios del lector

Comentarios

Publicado por

Juan Pablo Estévez
Juan Pablo Estévez
Juan Pablo Estévez, co creador de Tres Pintas y redactor en Clarin.com. Licenciado en Comunicación. Beer Sommelier.