Noticias

Laurus celebró un año de la apertura de su cervecería en La Plata

“Laurus”, proveniente del nombre científico del laurel, árbol que crecía en el primer lugar donde sus brewmasters comenzarían hace más de 3 años a elaborar su cerveza, nos invitó a ser parte del festejo por el primer año cumplido desde la inauguración de su propia cervecería en La Plata, una ciudad que no parece reducir […]

“Laurus”, proveniente del nombre científico del laurel, árbol que crecía en el primer lugar donde sus brewmasters comenzarían hace más de 3 años a elaborar su cerveza, nos invitó a ser parte del festejo por el primer año cumplido desde la inauguración de su propia cervecería en La Plata, una ciudad que no parece reducir la marcha en su vertiginosa carrera birrera.

Nos sentamos con Nacho Curto e Isaías Gallana, dos de los miembros de Laurus (equipo que completa sus líneas con Marco y Franco Fontana y Manuel Chambó), para conversar acerca del crecimiento de su iniciativa cervecera, conocer sus traspiés y apuestas, y hablar sobre su visión para el mercado cervecero en el 2017.

  • En breves palabras, o mejor aún, en hitos, ¿Cómo fue el recorrido desde que empezaron, hasta celebrar el primer año de su propia cervecería?

Empezamos hace poco más de 3 años a cocinar en una casa vieja que compramos con mi mujer (Nacho), con un equipito chico, de 20/30 litros. Desde que empezamos creo que nuestro primer hito fue la mudanza: nos fuimos a Villa Elisa, le copamos el quincho al viejo de Marco, compramos una olla de 320lt y empezamos a cocinar con un sistema brew in a bag, con una sola olla y una bolsa de tul. Fermentábamos en bidones de 20 lts, era un quilombo (cuenta Isaías, entre risas). Con ese equipo fuimos a nuestro primer Oktober, otro gran hito, por el ser el primer evento importante que además nos permitió financiar la choppera, los barriles, conectores…

La vistosa entrada en forma de herradura recibe a los fanáticos de la birra en la cervecería de 60 y 27.
La vistosa entrada en forma de herradura recibe a los fanáticos de la birra en la cervecería de 60 y 27.

De ahí, al tiempo volvimos a mudarnos, pasando por una oficina donde cocinábamos completamente enlatados – los fermentadores apenas pasaban por la puerta-, con un control de temperatura con aire acondicionado, ayudados por un malacate náutico que soldamos a una estructura para poder sacar la bolsa. Con esto fuimos a nuestro primer San Patricio, en el que nos visitó gente de la movida birrera que nos dejó varios elogios para algunas birras – y muchas cagadas a pedos y consejos para otras-, y donde nos empezamos a hacer amigos de otros cerveceros (nosotros no veníamos de este palo), marcando otro hito, el hecho de empezar a sentirnos parte de la “movida cervecera”.

Después de unos eventos más empezó a generarse la posibilidad de abrir un lugar propio. Arrancamos a buscar (tomó mucho tiempo, vimos muchos lugares) hasta que dimos con la casa de 60… nos enamoramos del lugar. En el camino vivimos varios cambios, idas y vueltas, y algunos sinsabores, pero seguimos adelante y el proyecto arrancó con equipos nuevos: bloque de cocción de 500lts y fermentadores de 570lts. Fieles al estilo Laurus, empezamos a cocinar en obra (la primer cocción fue 17 de octubre de 2015), con los pintores que se venían a lavar las patas al lado de las ollas (cuentan entre risas, repasando enormes batchs tirados y otras amarguras). Abrimos un 23 de noviembre, una época caliente: el  bar nos pasó por arriba, nos empezamos a quedar sin birra, cocinábamos ajustados, enfriábamos con bolsas de hielo – 20 bolsas por cocción, el proveedor de hielo estaba contentísimo con nosotros.

De ahí hasta el año fue todo crecimiento, logrando en el medio nuestra primer medalla en la Copa Platense, con una IPA argenta (otro gran hito para nosotros).

  • ¿En qué momento de su crecimiento se sintieron listos para elevar las apuestas y abrir su propio lugar?

Siguiendo un poco lo que contamos: cuando en los eventos nos empezó a ir bien, la gente empezó a reconocer la marca y a pedir la birra, empezamos a vender botellas en varios lugares, algunos bares nos contactaban… Aparecieron unos amigos que estaban en el tema gastronómico y empezamos a armar algo, invertir en la fábrica, y acá estamos… Creo que somos un poco “hijos de los eventos”, sobre todo para pegar el salto.

  • ¿Qué tienen en pizarra?

Tenemos 6 estilos de línea: Pilsen Checa, Stout Imperio Ruso, Ale Belga, IRA Celta, IPA Austral y Trigo de Leuven – que durante el invierno la discontinuamos -. En este momento tenemos también la IPA Yankee (una American IPA), y complementamos con una Blonde California, una rubia bien tranqui.

Aparte tenemos 3 canillas invitadas, que ahora las está cubriendo cervecería Dackel con una Cream Stout, una Golden y una Honey.

En breve una de las canillas se va a tornar en rotativa entre cervecerías de La Plata, de rotación corta – dos barriles por estilo, por cervecería -, esperamos que a fin de mes.

  • ¿Cuál es el estilo más popular de Laurus?, ¿y el plato más pedido?
gente-1
El jardín cervecero, uno de los lugares más lindos de Laurus

La Stout Imperio Ruso, con la Ale Belga muy cerquita, son los estilos más populares de Laurus, son los que más se venden en cantidad de litros, lo que nos reconforta bastante porque se trata de dos cervezas fuertes: hablamos de una Imperial Stout, de casi 8 grados de alcohol, más de 40 IBUs, mucha malta tostada, no es un estilo fácil de tomar; y una Ale Blega que está entre una Belgian Golden Strong y una Belgian Blond, de casi 7 grados de alcohol, con coriandro, cáscara de naranja, una levadura bien belga y candy sugar… y la verdad que hacer estilos de alta graduación alcohólica, con cuerpo, más “extremas” dentro de lo que el paladar común que la gente pide, nos reconforta mucho.

Respecto a los platos, lo que más sale son las tapas, entre ellas los “Papones Laurus”, unas papas en doble cocción, que se cocinan primero en una capa de sal gruesa y después se fríen, y llevan distintas salsas, dependiendo la época; y las hamburguesa, son muy buenas, caseras, al igual que el pan… todo lo que se come en Laurus se produce acá, estamos muy contentos con la gastronomía del lugar.

  • ¿Cómo ven el 2017 para Laurus?, ¿y para la birra platense?
estilos
En Laurus cada estilo se sirve en su vaso o copa particular

Vamos a invertir en cosas que nos permitan mejorar algunos procesos: cambiar el falso fondo, el equipo de frío para llegar mejor a temperaturas bajas de maduración, y comprar barriles… En un principio vamos a buscar emprolijar algunas cosas que nos quedaron chicas… y más adelante pensaremos en una nueva ampliación de nuestra capacidad productiva.

Seguiremos mandando muestras a concursos, tratar de tener buenas devoluciones y lograr quizás otra medalla – que es interesante y nos sirve como marca-. Tenemos ganas también de que la canilla rotativa se convierta algo fijo en el bar.

Para la birra platense va a ser un año de inflexión, hay cada vez más cervecerías viniendo a la ciudad, cerveceros platenses desembarcando en proyectos más interesantes. Económicamente es un año de contracción, aunque pensamos que todavía el mercado no está saturado, pero puede ser un año en el que haya que estar atento. Nos gusta que La Plata se esté transformando en un Polo Cervecero, por producción y por franquicias, aunque nos gustaría que las marcas locales podamos crecer para ir copando esos espacios.

  • Hace poco lanzaron una campaña de videos muy divertidos que repasan sus estilos ¿Cuéntennos de qué se trata?

Teníamos ganas de contar un poco qué es lo que nuestros consumidores están tomando, con nuestras palabras. En los stands, charlar con la gente nos enganchó mucho (y a ellos también) y queríamos tener la oportunidad de contar, en palabras propias de los productores, por qué hacemos cada cerveza, por qué la hicimos, su historia, sus nombres… y que la comunicación de la cervecería no sea “2×1 de 19 a 21hs”, sino pensar en otra cosa. Y para salir del molde se nos ocurrió meterle algo de ficción a los videos, una vuelta de rosca, y así generamos los personajes: Sandro, “el Bebedor Autodidacta”, y el Dr Frederic Fermentum, perito cervecero. Se armó un equipo de producción muy interesante, y produjimos un video por estilo, un vestuario por video, con colaboración de amigos invitados – bautizados como Integrantes Honoris Causa -. Queremos que la gente se enganche a que le cuentes sobre una birra, con un guiño de humor.

IRA Celta: https://goo.gl/2MQ9YZSout Imperio Ruso: https://goo.gl/FmNeXoAle Belga: https://goo.gl/jvswuj Pilsen Checa: https://goo.gl/lFfRFA

  • ¿Algún consejo o mensaje para las generaciones venideras de birreros artesanales?

Todavía nos consideramos generación vendiera, nos sentimos nuevos todavía. Pero si tuviéramos que hablar  de consejos, en cerveza, meterle rosca a la calidad. Aunque suene un poco trillado, es la única forma de estar contento con las birras propias y de subsistir. Para eso, mandar birras a concursos, que más allá de la medalla, la devolución que te dan sirve un montón – de hecho a veces mandamos cervezas que sabemos que tienen defectos o están jóvenes, a propósito para verificar esas cosas-. Y después en cuestiones comerciales: todo lo que vayas a comprar, que sea el doble o triple de grande, porque siempre te termina quedando chico. Y pensar con detenimiento los pasos comerciales, esperar a asociarte con alguien adecuado que piense igual que vos, y comparta tu visión (y que no sea únicamente económica). Hay mucha gente queriendo invertir en el mundo cervecero, y hay que mirar con un poco de recelo esas propuestas, ser cautelosos.

Con una IPA que haría sentir a cualquier yankee como en su casa, brindamos y nos despedimos de los chicos de Laurus, un proyecto cervecero que se suma a las filas de emprendedores platenses que a fuerza de trabajo, humildad y buenas birras, empujan un mercado que ya está dejando su sello en el panorama cervecero nacional.

*Redacción: Rodrigo D´Agosto – Fotos: Browers Insumos – 14/12/2016

Comentarios del lector

Comentarios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *