Noticias

Lanzan la cerveza Patagonia Salvaje con la levadura argentina

Las cervecerías que recibirán las licencias de comercialización son: Berlina, Wesley, Manush, Blest, Bachmann, Duham, Awka, Madiba, Konna, La Cruz y Diuka.

Como resultado de un convenio entre el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), en San Carlos de Bariloche, provincia de Río Negro, se realizó el acto de entrega de las licencias comerciales de la levadura patagónica S. eubayanus a las primeras once cervecerías que forman parte de la Asociación de Cerveceros Artesanales de Bariloche y Zona Andina (ACAB).

Encabezaron este acto el presidente del CONICET, Alejandro Ceccatto; el secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, Jorge Aguado; la vicerrectora de la UNCo, Adriana Caballero; el ministro de Economía de la provincia de Río Negro, Agustín Domingo; el presidente de la ACAB, Guido Ferrari; y el director del Instituto Andino Patagónico de Tecnologías Biológicas y Geoambientales (IPATEC, CONICET-UNCo), Diego Libkind.

Estas licencias representan la concreción de un largo proceso de investigación y desarrollo tecnológico liderado por el IPATEC y da inicio al Proyecto Patagonia Salvaje que pretende generar, a lo largo de dos años, estilos propios patagónicos con esta levadura mediante un trabajo conjunto entre la ciencia y el sector productivo.

Durante la apertura, el doctor Ceccatto se mostró complacido de que el CONICET sea utilizada como una verdadera herramienta de desarrollo del país, que ese es el fin último para el cual la sociedad sostiene una institución tan grande. “Se trata de devolver con hechos concretos, como es el caso de esta transferencia, para mejorar el bienestar de la población en su conjunto, incrementar el valor agregado de las exportaciones, en definitiva, contribuir a construir un país moderno, desarrollado, inclusivo en el que todos vivamos mucho mejor.”

Por su parte, Diego Libkind agradeció al equipo de trabajo del Laboratorio Microbiología Aplicada, Biotecnología y Bioinformática de Levaduras del IPATEC donde empezó toda esta historia: el arduo camino para que una levadura del bosque (S. eubayanus) que nunca estuvo en la industria pasara a las cervecerías. “No hay antecedentes en la Argentina, fuimos pioneros, fue todo hacer camino al andar. Agradezco particularmente al área de Vinculación Tecnológica y a la Dirección de Relaciones Institucionales del CONICET y la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Río Negro, que sin su autorización esto tampoco hubiera ocurrido”. Y agregó que “en este camino pasamos de ser especialistas en levaduras a desplegar una batería de servicios de control de calidad que transformó a Bariloche como referente en lo que es capacitación de microbiología cervecera. Ahora empieza una nueva etapa, donde los protagonistas no son los científicos sino los cerveceros. Y la verdad siento orgullo de que la exclusividad en a la Argentina la tuvieran los Cerveceros Artesanales de Bariloche”.

Luego, Guido Ferrari -quien además de presidente de la ACAB es propietario de la Cervecería Berlina- indicó que este lanzamiento “es un gran avance porque más allá de que existe una comunidad científica importante en Bariloche, con la cual siempre trabajamos en conjunto y nos ayuda a desarrollar nuestro sector, hoy es un hecho tangible, comprobable, hoy se va a poder tomar un producto que antes no existía, esto es realidad, es ciencia aplicada a la producción, y eso me da mucha alegría”.

Posteriormente, Adriana Caballero destacó la importancia de las universidades y de los organismos de ciencia y técnica del Estado para la generación del conocimiento científico; así como el valor que el Proyecto Patagonia Salvaje tiene como herramienta tecnológica para el desarrollo de una línea productiva orientada a una diferenciación regional. “Eso es en el fondo agregado de valor”, concluyó.

Agustín Domingo al momento de dar su discurso felicitó a los presentes en nombre del gobernador de la provincia y destacó que todo este trabajo es la culminación de un largo proceso. “La actividad cervecera se ha convertido en un verdadero icono, gracias al esfuerzo emprendedor de los productores . Es nuestra responsabilidad como Estado apoyar todo ese empuje. Es motivo de satisfacción que el desarrollo científico y la actividad privada puedan conjugarse y mostrar estos resultados”.

Finalmente, Jorge Aguado celebró participar del acto y señaló que “justamente este evento representa esa articulación que permite que alguien como Diego Libkind y su equipo, haya llevado un trabajo a lo largo del tiempo que genere un conocimiento nuevo, diferenciador, que le permita a un grupo de emprendedores de un sector pujante ser competitivo para entrar en un mercado global, ir creciendo para generar más puestos de trabajo, utilizarlo y servirse de él”.

Otro de los aspectos destacados por el funcionario del Ministerio de Ciencia fue que este caso sirva para “aprender de este proceso, replicarlo y hacer que en todas las partes del país las economías regionales se basen en la ciencia, en la tecnología y en el conocimiento, con el objetivo de que sus empresas crezcan, se generen más puestos de trabajo y tener al final del camino una Argentina más desarrollada, que es lo que todos queremos”, finalizó.

La levadura S. eubayanus fue hallada en los bosques patagónicos por el investigador del CONICET Diego Libkind, junto a su equipo de investigación. Su hallazgo revolucionó la industria cervecera ya que se trata de la madre de la levadura lager que hoy se utiliza para hacer el 95% de la cerveza a nivel mundial. El IPATEC avanzó en el proceso de domesticación de la levadura para hacerla apta para fermentación en fábricas cerveceras, con el objeto de crear cervezas únicas en el mundo con identidad regional, es decir con insumos propios como el lúpulo patagónico, el agua de deshielo de glaciares patagónicos, la cebada y la estrella nacional: la levadura patagónica.

Las cervecerías que recibirán las licencias de comercialización son: Berlina, Wesley, Manush, Blest, Bachmann, Duham, Awka, Madiba, Konna, La Cruz y Diuka. No existen antecedentes a nivel mundial de un desarrollo sinérgico equivalente y sin dudas será un aporte significativo a la economía local.

En la región, la actividad cervecera despierta cada vez más interés por parte de productores caseros y artesanales. A través de la iniciativa “Ciencia y Cerveza” pueden acceder a una capacitación científica y conocer la disponibilidad de tecnologías para el sector. Esto permite abrir nuevas perspectivas de trabajo e impulsar el potencial de la actividad como generadora de recursos y nuevos puestos de trabajo.

Del acto participaron autoridades nacionales, provinciales y municipales, como así también prensa y representantes de la industria y el sector cervecero.

Por la provincia de Río Negro asistieron la Senadora de la Nación, Sra. Silvina García Larraburu; el Diputado Nacional Sergio Wisky y el secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación para la Producción, Hugo Josserme.

Por el Municipio de San Carlos de Bariloche estuvieron presentes el jefe de Gabinete en representación del Intendente, Marcos Barberis y el secretario de Turismo y Producción municipal, Gastón Burlon.

También participaron el director del Centro Científico Tecnológico (CCT) CONICET Patagonia Norte, Víctor Cussac; la vicedecana del Centro Regional Universitario Bariloche (CRUB) de la UNCo, Carolina Bizcayart y el presidente de la Cámara de Comercio, Industria Turismo, Servicios y Producción de San Carlos de Bariloche, Eduardo Caspani.

El evento -que incluyó la degustación de las cervezas patagónicas elaboradas con la levadura S. eubayanus- fue posible también gracias al apoyo de los siguientes sponsors: EMPROTUR, Alun-Co, Congreso de Lúpulo, Cervecería Lowther, Maltear, Lúpulos Patagónicos, Transportes Imaz, Bioinsumos, y Ministerio de Turismo, Cultura y Deporte de la provincia de Río Negro.

Fuente: Prensa Conicet

Comentarios del lector

Comentarios