Noticias

DIEGO VAN DER SAAR CASTRO: Las imperdibles de Europa – Parte II

Una completa guía para degustar cervezas diferentes en Viena, Oslo, Munich y otros destinos europeos.

europa

Nuevamente invitado como juez a la European Beer Star (una de las competencias cerveceras más prestigiosas del viejo continente) es que volví a realizar un viaje a Munich en octubre de 2019. Como en otras ocasiones, aproveché la travesía para posteriormente a la competencia recorrer algunas ciudades de Europa. Además de conocer lugares nuevos siempre se conocen nuevas cervezas.

También te puede interesar: Las imperdibles de Europa por Diego “Van Der Saar” Castro

Aquí les dejo algunas reseñas de las cervezas que más disfruté, y las ciudades y bares donde las pueden encontrar:

Munich (más exactamente en Planegg, en las afueras de Munich): Si bien estuvimos abocados casi exclusivamente a la competencia, siempre hay tiempo para alguna cervecita.

Hacker Pschorr Märzen: Después de un largo viaje de trece horas desde Buenos Aires – Frankfurt, una hora más entre Frankfurt – Munich y hora y media desde el aeropuerto al hotel y encima con lluvia, nada más gratificante que tomarse una deliciosa Hacker Pschorr Märzen acompañando unas típicas salchichas con chucrut en un clásico restaurant bávaro. Rojiza como el atardecer, con una espléndida claridad y una maltosidad que enamora y obliga a tomarse un segundo Stein, hace que uno concluya que el viaje ya haya valido la pena. ¿Dónde? Bräustüberl Planegg.

Viena: Hermosa, coqueta y muy cultural ciudad. ¡También se consigue buena cerveza por aquí!

Cantillon Grand Cru Broucsella 2014-2015: Un día de pura caminata en Viena merece un descanso, y algo para levantar el espíritu. Cantillon Grand Cru Broucsella del año 2014-2015. De la mítica cervecería belga, esta cerveza tuvo guarda de 3 años en barricas de roble, más uno en botella. Seleccionada, de acuerdo a lo especificado por su brewmaster, “por su excepcional color, sabor y aroma”. Como si fuese un híbrido entre un Chardonnay y una cerveza. De color dorado y sin espuma al no haber refermentación en botella, con un logrado balance entre las notas a manzana y miel y una acidez y toque de carácter funky que aportan una elevada sequedad y tomabilidad. Compleja, atractiva, invitadora. ¿Dónde? Ammutsøn Craft Beer Dive.

Muttermilch Brewery Wiener Bubi Vienna Lager: Estando en Viena, ¿qué mejor que tomar una Vienna Lager local? De la Muttermilch Brewery, su Wiener Bubi es una cerveza de un atractivo color rojizo, espesa espuma y elevada cristalinidad. Destacan las notas de la malta con dejos tostados, a corteza de pan y un toque de caramelo que proveen un inicio dulce pero un final bien seco y redondo. Nunca está de más para matchear con algún tradicional plato, un Wiener Schnitzel ¿quizás? ¿dónde? Mel’s Craft Beers & Diner.

The Wild Beer Co Milloinaire Sweet Dessert Stout: Ideal para el cierre de la noche. Una Sweet Stout con agregado de nibs de cacao de Valrhona y sal del mar que baña las costas de Cornualles, en el Reino Unido. ¿Qué resulta de esto? Gran sinergia entre el perfil a chocolate y caramelo combinado con el torrado de las maltas y un toque de brisa marina que redondea de manera sublime. Como dicen sus elaboradores: “te envuelve en un capullo de terciopelo, te viste con un traje apropiado y te lleva a disfrutar de una noche especial”. El desenlace perfecto. ¿Dónde? Mel’s Craft Beers & Diner.

Varsovia: Una ciudad que ha tenido un agitado siglo XX, pero que hoy día se presenta como una ideal fusión de modernidad y tradición, y con una movida craft que sorprende para bien. Trzech Kumpli Piwo Grodziskie: Personalmente, fue un pendiente menos. Gracias a recomendaciones de amigos cerveceros locales me crucé a Same Krafty Multitap y encontré este ejemplar del cual tenía muchas pero muchas ganas de probar: la Grodziskie. Estilo casi extinto, cuya cervecería más importante la dejó de elaborar en 1993 y años después fueron los cerveceros caseros de Polonia los que la revivieron a través de competencias. De a poco ciertas cervecerías se animaron a volver a elaborarla, si bien no es un estilo de demasiada salida. Elaborada con 100% de malta de trigo ahumado con madera de roble y teniendo no más de 3 grados de alcohol, es ligeramente ahumada y de muy elevada tomabilidad. Figurita difícil si las hay, pero que realmente vale la pena, y gran interpretación de la cervecería Trzech Kumpli. Bravo. ¿Dónde? Same Krafty Multitap.

Oslo: Una capital nórdica de ensueños, con un paisaje natural que deslumbra y el espíritu vikingo que flota en el aire. Ciudad cara si las hay, pero con lindas cervezas en diversos bares.

Põhjala Cocobänger Imperial Stout: En una ciudad en la que durante todo el día la temperatura ronda los 4-5°C (y eso que fui en octubre), acciones drásticas deben ser tomadas. Una decisión sensata podría ser empezar y terminar el día cervecero con Imperial Stout, ¿no les parece? En este caso, y luego de recomendaciones Whatsapperas de un amigo de Tandil, probé una de la cervecería Põhjala de Estonia, con su Cocobänger (Imperial Stout con café costarricense y coco). Alcohólica, torrada, cafetosa y con alguna nota de coco secundaria. Poderosa. ¿Menos de 4°C afuera? Frío no te tenemos miedo! ¿Dónde? Hopyard.

Estocolmo: De las ciudades más bonitas que visité en este viaje, con un centro histórico para quedarse la tarde paseando y con ricas cervezas artesanales locales.

Omnipollo AON Pecan Mud Cake Stout: Negra como la noche, pero inimaginablemente sabrosa. ¿Te imaginás tomar literalmente una torta de brownies? ¿Chocolate, nuez, bizcochuelo? Y algo embebida en alcohol como la que hacía la abuela? Bueno, pedite la Omnipollo AON Pecan Mud Cake Stout. Increíble por donde se la mire, e imposible que decepcione. Dónde? Omnipollos hatt.

Stigbergets Yanga Wake AM Chocolate Cinnamon Vanilla Imperial Stout: Larga jornada merece un buen cierre. En una noche fría le hice caso a un local y me caminé bastantes cuadras para llegar al bar Ölstugan Tullen. Hay que entrar en calor y juntar energía para la vuelta… Una joyita nacional: de la cervecería Stigbergets, una Imperial Stout de 11 graditos con canela y vainilla. Vigorizante, para salir corriendo y zambullirse al helado mar. Buenas noches y a dormir… ¿Dónde? Ölstugan Tullen.

Brewski Mother Gose: Hermoso descubrimiento a unas cuadras de donde estaba alojado. Bottl3.5hop, un local chiquito que vende cervezas en botella, lata y tirada. ¿Qué tiene de especial? Por una legislación vigente sólo el estado puede vender cervezas con un tenor alcohólico mayor al 3,5%, no pudiendo hacerlo los particulares. Este lugar, haciendo un juego de letras con el nombre, vende cervezas con menos de ese tenor alcohólico, desde Lagers, Session IPAs, Sours entre otras cosas, a precios recontra accesibles para Estocolmo. En este caso, y por recomendación del dueño, probé una cerveza que tenía en canilla de la cervecería Brewski. Su Mother Gose, una Gose con mango, lima y chile habanero pero con sólo 3,5 grados de alcohol. Híper refrescante, con la típica impronta de Gose (acidez láctica más ligero carácter salado), un perfil cítrico de la lima y un retrogusto levemente picante del habanero que emerge luego de finalizar el sorbo pero sin ser punzante. Lindo lugar, linda cerveza. ¿Dónde? Bottl3.5hop.

Copenhague: Ciudad donde la energía de la gente aparece por todas las calles. Es una ciudad viva. Grandes representantes locales que elaboran estupendas cervezas: Mikkeller, Tøol, Eviltwin.

Uerige & Mikkeller Gnavne Gamle Men! Altbier: En una feria de algún rincón de Copenhague tuve la oportunidad de probar la colaborativa entre Mikkeller y Uerige (tradicional cervecería de Düsseldorf en Alemania, cuyo diseño de botellas es sumamente bello y elaboran una increíble cerveza). Dista un poco de todo lo disruptivo que uno espera de Mikkeller. En este caso, la cerveza en cuestión es una Altbier. Clásico estilo del norte de Alemania, en el cual se encuentra una armonía adecuada entre notas tostadas y muy levemente caramelosas de la malta con un consistente amargor y dejos especiados y florales del lúpulo. Inicio dulce, final seco y amargo. Elevada tomabilidad y gran opción para empezar. Nunca desacertada será esta decisión. ¿Dónde? Mikkeller & Friends Bottleshop.


Equilibrium Energy Equals Imperial IPA: Y al fin una mención a una lupulada, no? Una deliciosa Imperial IPA, de apariencia turbia pero, a no engañarse! Su aroma es espléndido, con un carácter a frutas tropicales y un leve alcohol que te queda rebotando en el cerebro. En boca es intensa, con reminiscencias a mango y maracuyá y un cuerpo moderadamente pleno que da soporte al frutado y al alcohol. Sabrosísima. Estamos hablando de la Equilibrium Energy Equals Imperial IPA. De dónde se imaginan que es? De los Estados Unidos de América, más específicamente de Middletown, New York. Hay que reconocer que en términos de IPAs la tienen más que atada. ¿Dónde? Fermentoren.

Mikkeller Baghaven Nordlund’s Field Blend #2 Wild Ale with Red Wine Grapes: Salió día con bici, y qué mejor que apuntar a aquellos lugares que a pie quedan lejanos… En plena zona portuaria encontré Mikkeller Baghaven. Un lugar exclusivo en el cual gran parte de la carta de cervezas se basa en estilos sour con pasaje por barrica, proceso que se realiza in situ. Después de degustaciones de cervezas varias, mi preferida resultó la Nordlund’s Field Blend #2. Una Wild Ale fermentada y añejada 18 meses en barricas de roble francés, con el agregado de uvas danesas que incluyen varietales de Regent, Muscat Bleu, Don Muscat, Nero d’Avola, Beauty, Lilla y Green Thronton. El resultado? Una cerveza con un atractivo color rubí, cristalina, en la cual destacan las notas de uva pero con sostén de una acidez tánica que aporta balance. Los casi 9 grados de alcohol que tienen pasan desapercibidos. Vale la pena el viaje para probarla. ¿Dónde? Mikkeller Baghaven.

Espero que estas recomendaciones les sean de utilidad cuando planifiquen su viaje. ¡Salud!

Comentarios del lector

Comentarios

Publicado por

Diego "Van Der Saar" Castro
Diego "Van Der Saar" Castro
Ingeniero Químico ITBA
Juez BJCP National Rank
Certified Cicerone®
Doemens Beer Sommelier
Consultor Cervecero