NOTICIAS

EN PIE DE LUCHA POR LA BARLEY WINE

En la actualidad el mundo cervecero está en pie de lucha por el estilo Barley Wine que, según informa la cervecería Antares, se ve amenazado por un reclamo que inició el Instituto Nacional de Vitivinicultura, el cual busca que las cervecerías que producen el estilo dejen de utilizar dicha nomenclatura en sus productos. “El INV nos […]

En la actualidad el mundo cervecero está en pie de lucha por el estilo Barley Wine que, según informa la cervecería Antares, se ve amenazado por un reclamo que inició el Instituto Nacional de Vitivinicultura, el cual busca que las cervecerías que producen el estilo dejen de utilizar dicha nomenclatura en sus productos.

“El INV nos envió cartas documento para que dejemos utilizar el nombre Barley Wine, aduciendo que por una legislación nacional ningún producto que no sea vino puede llevar el nombre de vino o wine. Intentamos explicarle que Barley Wine es un estilo cervecero con mucha historia, pero ellos no fueron muy abiertos al diálogo; así que tuvimos que meter una medida cautelar en la justicia para continuar con la producción”, detalla Pablo Rodríguez, uno de los dueños de Antares.

La acción, que se inició como un trámite administrativo, viene desde hace al menos dos años, en los que Antares y el INV se intercambiaron cartas documento, pero ahora la situación se complicó y podría llegar a juicio. “La acción es contra Antares, pero si prospera será contra todas las barleys del país: en Argentina actualmente hay unas 300 cervecerías que producen este estilo”, explica Pablo Rodríguez.

Martín Boan, director del Centro de Cata de Cerveza de Buenos Aires, da su opinión con respecto al tema: “Lo que el INV desconoce es que Barley Wine es un estilo histórico, que hay libros escritos sólo de Barley Wine, como el de Fal Allen. Entonces, lo que se da es que hay dos intereses contrapuestos: hay que buscar puntos en común. Tal vez, la industria vitivinicola se ponga en una posición muy antigua, muy proteccionista y que no la quiera cambiar; entonces la industria cervecera tendrá que salir a batallar con historia, explicando que lo que le quieren prohibir por una Ley antigua argentina es algo ilógico a nivel mundial, ya que hay muchos países en los que se produce este estilo. Para mí, la cerveza más emblemática que lo representa es la Tomas Hardy, de Inglaterra”.

En Argentina, una de las Barley Wine más destacada es la que produce la cervecería marplatense Cheverry, actual bicampeona del estilo en la South Beer Cup. “No se puede desconocer un estilo hisórico que tiene más de 100 años. Es un estilo inglés que llegó a todo el mundo, que sólo coincide con el vino en la denominación de una de sus palabras; porque el Barley Wine es un estilo de cerveza caracterizado por poseer un alto contenido alcohólico y maltas caramelo. Es una burrada no reconocerlo como estilo de cerveza y no querer permitirlo“, explica Federico Cheverry, brewmaster de Cheverry.

Continuando la tesitura de Federico, Pablo Rodríguez de Antares detalla: “Lo que el Instituto Nacional de Vitivinicultura dice es que estamos queriendo engañar al consumidor asegurando que la Barley Wine en realidad es vino. Me pregunto qué es lo que sigue: ¿Los productores de miel pidiendo que no pongamos “Honey Beer”?, ¿Los de lácteos demanando no más “Cream Stout”? ¿Los de 3M amenazando con no más Scotch porque ellos hacen la cinta?”.

El material documental que avala a Barley Wine como estilo es extenso y vale la pena al menos citar dos definiciones que brindan instituciones calificadas en la materia:

  • BJCP (Programa de Certificación para Juzgar Cervezas): define a la Barley Wine como una cerveza con un “aroma muy rico e intensamente maltoso, a menudo con un aroma como a caramelo. Puede tener un carácter frutado moderado a intenso, a menudo con un carácter a frutas secas. El aroma a lúpulo puede oscilar de leve a marcado. Los alcoholes aromáticos pueden ser bajos a moderados pero nunca desagradables, calientes o como a solvente. La intensidad de estos aromáticos a menudo disminuye con el añejamiento. El aroma puede tener un carácter rico incluyendo notas a pan, a tostado, toffee, melazas y/o a jarabe de azúcar marrón. Las versiones añejadas pueden tener una cualidad como a jerez, posiblemente aromáticos del vino o del oporto y generalmente aromas más apagados de la malta”.
  • World Beer Cup (guía de estilos de la Copa del Mundo de Cerveza): “La Barley Wine es de color rojizo cobre a marrón oscuro. El sabor a lúpulo es de muy bajo a medio. Tiene complejidad de alcoholes y sabor afrutado. El dulzor a malta residual suele ser alto. Bajos niveles de diácetilo pueden ser aceptables. El caramelo y algunos caracteres que indican oxidación (aromas y/o sabores a vino) son considerados positivos. El cuerpo es lleno”.

 

J.P.E. Redacción Tres Pintas

Comentarios del lector

Comentarios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *