NOTICIAS

En bici hasta Stone Brewing Berlin

Stone Brewing es una de las cervecerías artesanales más importantes de Estados Unidos y, en junio de 2016, decidió desembarcar en Europa con una fábrica propia que construyó en las afueras de Berlín, Alemania.

Stone Brewing Berlin posee la fisonomía de un brewpub, porque anexado a la fábrica funciona un enorme bistró que, delante de la fachada principal, tiene unos jardines en los que se puede disfrutar de una pinta y comer platos típicos alemanes al aire libre.

En cuanto a la cerveza hay variedad y calidad, porque el brewpub ostenta 48 canillas en las que sirve distintos estilos de cerveza tirada, de los cuales 10 son elaborados en la propia fábrica de Berlin y los restantes llegan de California, Estados Unidos, donde la firma tiene sus headquarters.

Dentro de la lista de cervezas para elegir hay estilos clásicos de Stone como la Ruination IPA, que es ideal para los fanáticos de la cerveza artesanal ya que tiene 8,5% de alcohol, más de 100 IBUs y un intenso aroma y sabor a lúpulo, lo que en la escala del BJCP lleva a considerarla como una Doble IPA.

La fachada y el jardín cervecero de Stone Brewing Berlin en el que se puede comer y disfrutar de unas pintas.

La tradición cervecera alemana también está bien representada en Stone Brewing Berlin, porque uno de los estilos fijos del brewpub es Stone Berliner Weisse, que tiene un 4,7% de alcohol, 9 IBU y un equilibrado dejo a trigo en aroma y sabor. Un maridaje regional recomendable para este estilo podría ser un “Knacker”, una tradicional salchicha de piel alemana servida con mostaza y papas fritas.

Knacker, un plato tradicional de la comida alemana y berlinesa. Un buen maridaje regional: Stone Berliner Weisse.

Del centro a las afueras: recorrido en bici hasta Stone Berlín

Bici, naturaleza y un canal de Berlín.

Stone Brewing Berlin está alejado 12,5 kilómetros del centro de la ciudad y hay varias opciones para llegar, pero una de las mejores, si el turista se encuentra con tiempo, es utilizar la bicicleta y aprovechar hacer ejercicio al aire libre, además de visitar puntos clave de la ciudad hasta llegar al brewpub.

El barrio turístico por excelencia de la capital alemana es Berlín-Mitte y un buen recorrido podría empezar en Monbijoupark, un parque ubicado a orillas del río Spree y que tiene vistas a Alexanderplatz, la torre telecomunicaciones soviética inaugurada en 1969 y que hoy es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

Luego de visitar Monbijoupark hay que cruzar el río Spree para continuar el recorrido y la mejor opción es utilizar el puente Ebertbrücke para luego desembocar en la avenida Unter den Linkeln, que conduce hasta la Puerta de Bramdemburgo, construída en 1791 e inspirada en la puerta de acceso de la Acrópolis de Atenas.

A menos de 300 metros de la Puerta de Brandemburgo está el Memorial Judío que se puede visitar siguiendo la avenida Herbertstraße, que también lleva a la Potsdamer Platz, una zona que tuvo una gran actividad cultural y comercial durante el Siglo XIX y en la que además se instaló el primer semáforo de Europa.

Continuando por la avenida Herbertstraße, girando en stresemannstraße y luego en Schöneberger St. aparece el polideportivo Sportplatz, que sirve de guía para bajar hasta el Landwehrkanal, uno de los canales más famosos de la ciudad.

Vista del brewpub Stone Brewing Berlin. En primer plano, una copa de Ruination IPA.

Dejando atrás el Landwehrkanal nos adentramos en el Museo Tecnológico y en el parque Gleisdreieck, que puede ser una buena parada para tomar agua y recuperar energías.

Saliendo de este parque la avenida Wilhelm-Kabus nos lleva hasta el Jardín Comunitario Gemeinschaft, en el que muchos berlineses se tiran a tomar sol durante el verano y aprovechan el día para realizar picnics. La entrada de este jardín está justo en la mitad del recorrido, por lo que unos 10 minutos de descanso vienen bien para aflojar las piernas y preparlas para lo que queda de recorrido.

La distancia total una vez que se dejan atrás los Jardines Comunitarios y se atraviesa el Parque Natural Schöneberg es de 2 kilómetros, que sirven de preludio hasta agarrar las calles Prellerweg, Röblingstraße, Attilastraße y Ringstraße, que nos llevan a cruzar un nuevo canal y luego doblar en Altes-Gaswerck Mariendorf y en Im Marienpark hasta llegar a Stone Brewing Berlin.

Para poder probar varias cervezas, y teniendo en cuenta que a la vuelta hay que volver a realiar 12,5 km en bici, una buena práctica en el brewpub es pedir degustaciones de 0,15 litros -que rondan entre los dos y tres euros- para poder probar varios estilos. Las otras medidas que se sirven en Stone Berlin son 0,3 litros, en una copa similar a la Dublín, y 0,5, la clásica pinta.

*Redacción: Juan Pablo Estévez – *Foto: Tres Pintas – 03/07/2017

 

 

Comentarios del lector

Comentarios