Noticias

CIUDADES FAMOSAS POR SU ESTILO DE CERVEZA

La cerveza se fabrica desde hace siete mil años, y a pesar del gran tiempo que lleva en el mercado hay algo que nunca cambia: uno de los ingredientes que más pesa a la hora de su producción es el agua. De esta manera, hay ciudades que se erigieron históricamente como productoras de un determinado […]

La cerveza se fabrica desde hace siete mil años, y a pesar del gran tiempo que lleva en el mercado hay algo que nunca cambia: uno de los ingredientes que más pesa a la hora de su producción es el agua. De esta manera, hay ciudades que se erigieron históricamente como productoras de un determinado estilo por las cualidades de sus ríos, glaciares e incluso mares.

Dublín, la capital de Irlanda, está asociada inevitablemente a una marca: Guinness, que se especializa en fabricar el estilo Stout (cerveza negra, cremosa con un dejo de sabor a malta tostada y café). Para producir esta variedad es necesario contar con un agua “dura”, que tenga un alto contenido de calcio, mucha concentración de carbonatos y niveles bajos de sodio, cloruro y sulfato. El agua utilizada por Guinness proviene del río Liffey, por el cual hasta principios del siglo XX navegaban las barcazas a vapor de la empresa transportando los barriles de cerveza a los distintos puntos de la ciudad.

Bohemia es una de las tres regiones históricas de República Checa y Pilsen, una ciudad ubicada al oeste, el mayor polo de producción cervecero. Las aguas del río Betunero son blandas, poco alcalinas y al tener sulfato en cantidades muy bajas son ideales para fabricar el estilo Pilsener (cerveza dorada, suave, brillante, con mucho aroma a lúpulo). La marca tradicional de la zona es Pilsener Urqüell, que en 1842 fabricó la primera cerveza rubia de la historia. El estilo de cerveza Pilsen es el más popular en todo el mundo y las marcas más reconocidas, además de Pilsener Urqüell, son Beck´s y Carslberg.

En Inglaterra, las aguas de Burton on Trent son famosas por tener un gran contenido de minerales, que son ideales para fabricar el estilo Pale Ale (de tonalidad rojo ámbar, sabor a lúpulo de medio a intenso y un cierto aroma a nuez). Bass, la cervecería local, es una de las principales fábricas del Reino Unido y fue fundada en 1777, época en la que se hizo popular y empezó a exportarse a todo el imperio británico.

Munich está considerada como la capital mundial de la cerveza, porque allí se agrupan una gran cantidad de cervecerías y es la ciudad en la que más litros por persona se consumen en Alemania. Ubicada en la región de Baviera, Munich se hizo famosa por producir los estilos Dunkels, Bock y Oktoberfest. Todas esas cervezas tienen un común denominador: el suave aroma, producido por un agua que tiene un alto contenido de carbonatos, pero que es moderada en la mayoría de los otros minerales. Todos los septiembres, Munich se pone en el centro de la escena cervecera mundial porque desde 1810 organiza el tradicional festival Oktoberfest.

Newcastle, ciudad del noreste inglesa ubicada a orillas del río Tyne, es famosa por contar con un agua rica en yeso, ideal para producir el estilo Brown Ale. Este tipo de cerveza generalmente es dulce, tiene un bajo porcentaje de alcohol y el sabor es fuerte, de aroma malteado y con un tinte a nuez. La cerveza más famosa de la zona es la Newcastle Brown Ale.

Redacción Tres Pintas

 

Comentarios del lector

Comentarios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *