Maridaje

El maridaje de cerveza con queso, algo que nunca falla

Una Pilsener o Blonde, por ejemplo, marida bien con un queso Mozarella o Mascarpone ya que el sabor a lúpulo provoca que se destaque su cremosidad.

Combinar la cerveza con la comida es un arte y uno de los mejores maridajes se da con el queso, que ofrece múltiples variantes para degustar estilos suaves, lupulados e incluso añejos. Si bien no hay una guía específica para seguir a rajatabla, ciertos parámetros sirven a la hora de tener en cuenta qué propiedades de la cerveza conviene maridar con el queso. 

Tanto la cerveza como el queso son productos fermentados y pueden tener en común levaduras, aromas y matices que cuando se conjugan en boca pueden potenciar el gusto y las virtudes de unos y otros. 

La idea al maridar la cerveza con el queso es que ninguno de los productos tape el aroma y sabor del otro en cuenta a la intensidad, por lo que hay que tener en cuenta qué tipo de quesos se pueden combinar con cervezas suaves.

Queso y cerveza

Una Pilsener o Blonde, por ejemplo, marida bien con un queso Mozarella o Mascarpone ya que el sabor a lúpulo provoca que se destaque su cremosidad. 

El queso Roquefort posee características muy intensas y una cerveza rubia le quedaría muy abajo en intensidad, por lo que se recomienda maridarlo con una Porter que aporta un perfil amargo y tostado que ayuda a armonizar su sabor en el paladar. 

En la mayoría de los casos el maridaje busca lograr una armonía pero muchas veces sucede que el objetivo pasa por potenciar el sabor o aroma de una comida.

Un ejemplo típico de esto en el mundo cervecero se da cuando se marida una India Pale Ale con una comida picante, ya que el alto IBU que posee la IPA resalta la sensación de picor en el paladar que produce el alimento. 

También te puede interesar: Cerveza y pescados

Un maridaje interesante un poco menos picante para lo que no posean un paladar tan extremo sería combinar una Session IPA con un típico ceviche peruano. 

Queso y cerveza

El cerdo, una de las comidas más populares en todo el mundo marida bien con las cervezas rojas como la Scottisch o Irish Red Ale. Y los cortes más grasosos como el Lechón combinan bien con una cerveza alcohólica como la Barley Wine, ya que ayuda a quitar la grasa del paladar. 

Comentarios del lector

Comentarios